El camarero del bar encula a dos clientas muy pijas

Era la última hora de la noche y en el bar solo quedaban dos clientas muy pijas que buscaban algo más que una buena copa de champán. Con unas copas encima comenzaron a zorrearle al camarero hasta que las dos señoras consiguieron lo que tanto deseaban, que el atractivo empleado sacara su enorme polla a relucir y apoyados sobre la barra del bar, se las metiera por turnos por el culo.

Agregado el: 1-julio-2018Visto: 134.807 veces

Zona de comentarios

Vídeos relacionados