Yo me encargo de que mi abuelo siempre esté feliz

Cuando era pequeña fue mi abuelo el que se encargó de educarme y de cuidarme mientras mis padres se pasaban todo el día fuera de casa trabajando. Por eso ahora que ya soy una mujer hecha y derecha y mi abuelito es un señor mayor que necesita ayuda y compañía, hemos cambiado los papeles, ahora soy yo el que se encarga de cuidarlo cuando lo necesita y también me encargo de que esté siempre feliz teniendo sexo con él. Dejo que me meta su polla entre mis tetas, le hago mamadas que lo ponen muy caliente y por supuesto follamos hasta que se corre en mi cara.

Agregado el: 6-septiembre-2019Visto: 91.192 veces

Zona de comentarios

Vídeos relacionados