Al ver a mi hermana durmiendo en tanga no me pude resistir

Llegué a casa muy temprano y al pasar por delante de la habitación de mi hermana la vi durmiendo con un tanga de color rosa, al instante la polla se me puso tan dura que no me pude resistir, entré en la habitación y con mucho cuidado empecé a meterle mano. Por suerte, cuando se despertó estaba muy receptiva, así que aprovechando que estábamos solos en casa, tuvimos una magnífica follada en pov que terminó a cuatro patas cuando me corrí sobre sus perfectas nalgas.

Agregado el: 22-septiembre-2017 Visto: 303.598 veces

Zona de comentarios

Vídeos relacionado