Vendió su coche y se llevó un polvazo en la trastienda

Fue a una casa de empeños con la intención de vender su coche, y allí el encargado le ofreció un buen dinero a cambio de su coche y de un buen polvazo. En la trastienda cerraron el acuerdo donde la negra tetona le hizo una mamada mirándolo a los ojos y después cabalgó sobre su enorme polla blanca mientras sus pechos rebotaban como dos balones de baloncesto.

Agregado el: 28-agosto-2016Visto: 79.231 veces

Zona de comentarios

Vídeos relacionados