Tras una relajante ducha se sienta en la cara de su novio

Llevaba toda la mañana fuera de casa haciendo compras y renovando su fondo de armario y llegó tan sudada fruto del intenso calor que lo primero que hizo nada más abrir la puerta de su casa fue ir directamente al baño para darse una ducha de lo más relajante. Al salir estaba realmente cachonda, se había tocado un poco y tenía ganas de echar un buen polvo, por lo que aprovechando que su novio estaba tumbado, se sentó en su cara y lo obligó a que le comiera el coño para después follar de manera salvaje y acabar los dos satisfechos y aún más relajados tras llegar juntos al orgasmo.

Agregado el: 15-julio-2020Visto: 8954 veces Duración: 10:19 minutos