Se portó muy bien y Santa le regaló un enorme pollón

Llevaba unas semanas se sequía sexual y la rubia tetuda Alix Lynx estaba como loca por poder llevarse un buen pollón a la boca, así que como era la noche de Navidad, le pidió a Santa que le regalara un enorme pollón para darse un «homenaje». A mitad de la noche un calentón completamente inesperado la despertó, y al abrir los ojos y mirar hacia el árbol ahí estaba, una polla colosal y bien dura para que la guapa rubia pudiera «comérsela» entera hasta saciar sus ganas de comer polla.

Agregado: 25-diciembre-2023Duración: 11:11 minutosVisto: 48.592 veces

Vídeos relacionados