Ponte cómodo cariño que te voy a comer la polla como nunca

Se muy bien cuando mi novio ha tenido un mal día en la oficina, viene muy estresado y con cara de pocos amigos. Cuando eso sucede normalmente me encargo yo de animarlo como mejor se me da, comiéndole la polla hasta que se corre. Pero esta vez quise hacerlo de manera muy especial, por lo que me puse un conjunto de lencería muy sexy y llamativo que le provocó una fuerte erección nada más verme, luego solo tuve que comerle la polla durante un buen rato mirándolo fijamente a los ojos hasta que no puedo aguantar más y me llenó toda la cara con su lechita caliente.

Agregado el: 28-agosto-2019Visto: 64.619 veces

Zona de comentarios

Vídeos relacionados