Un pollón gigante penetra poco a poco su coño al aire libre

La guapa Keisha Grey estaba tranquilita tumbada sobre una de las hamaca del jardín aprovechando el fantástico día soleado que hacía cuando de repente un negro mandingo que parecía un armario empotrado se acercó a ella, se sentó a su lado y comenzó a charlar amistosamente con ella. Keisha Grey se moría de ganar de probar una de las pollas más grandes de todo el porno, pero al mismo tiempo le daba pánico ser penetrada por semejante pollón, por suerte para ella, el hombre fue todo un caballero y aunque finalmente se la folló, lo hizo poco a poco y muy lentamente para darle placer.

Agregado el: 29-mayo-2020 Visto: 32.915 veces

Zona de comentarios

Vídeos relacionado