Una pollón le exige el máximo a la pobre profesora de ballet

Como todos los días cuando termina de dar las clases de ballet, se quedó en el aula recogiendo todo el material, de manera imprevista recibió la visita de un supuesto padre y ella pensaba que quería charlar sobre sus clases, pero estaba equivocada, de repente el hombre se baja la cremallera del pantalón y saca su enorme pollón negro dejando con la boca abierta a Natasha White, la cual no dudó en empezar a chupar como pudo porque casi no le cabía en la boca y luego tuvo que exigirle al máximo a su coño dilatándoselo para soportar las duras e intensas penetraciones que le metió.

Agregado el: 25-noviembre-2019 Visto: 80.988 veces

Zona de comentarios

Vídeos relacionado