Una polla faraónica para una joven y pequeña chica oriental

Si por algo esta joven y pequeña chica oriental decidió dejar su país para viajar y vivir en occidente, es para poder disfrutar de lo que más le gusta: las pollas muy grandes. Ella siempre ha tenido la ilusión de convertirse en una pornostar de prestigio y en su país no lo iba a tener nada fácil, por eso lo primero que hizo nada más pisar suelo americano fue rodar su primera escena. Cuando le vio la polla a su compañero se quedó casi en estado de shock, aunque para ella fue todo un reto meterse en su pequeña boca y en su pequeño coño la polla más grande que han visto sus ojos rasgados.

Agregado el: 30-mayo-2020 Visto: 34.131 veces

Zona de comentarios

Vídeos relacionado