Pide ayuda al vecino con la mudanza y se lo paga con sexo

Las malditas mudanzas no son fáciles para nadie, pero a la pobre Alessandra Jane le tocó hacerlo sola porque su novio tenía que trabajar. Estaba tan estresada sacando las cosas de las cajas, que al final no tuvo más remedio que pedirle ayuda a su nuevo vecino. Todo marchaba fenomenal hasta que de repente y sin saber aún como, los dos se dieron un espectacular beso de tornillo mientras se quitaban la ropa a toda velocidad. Ella al ver el enorme rabo de su vecino se esmeró en hacerle una mamada espectacular que llevó luego a que los dos tuvieran una follada rápida y muy placentera.

Agregado el: 9-febrero-2020 Visto: 75.349 veces

Zona de comentarios

Vídeos relacionado