Perseguir un lindo culazo por la calle termina en premio

Este chico salió a media tarde de casa a dar un paseo como suele hacer a diario, pero esta vez un enorme culo rompió su rutina de un plumazo. Al principio intentó disimular, pero era incapaz, nunca antes había visto semejantes nalgas por el barrio, por lo que decidió perseguirlas. Para la gran mayoría de chicas tener a un baboso detrás no es nada agradable, pero para la maciza Klara Gold fue todo un honor. De hecho, la insistencia del chico parece que dio sus frutos, porque al final Klara Gold lo invitó a pasar a su casa y después de comerle el rabo, le pidió que le hiciera sexo anal.

Agregado el: 16-junio-2020Visto: 28.952 veces

Zona de comentarios

Vídeos relacionados