El paseo en bici se convirtió en el mejor día de su vida

Jamás se le podía pasar por la cabeza a este señor de setenta años que cuando salió por la mañana a dar un paseo en bicicleta, aquello se iba a convertir en el mejor día de toda su vida. El caso es que cuando ya llevaba un rato pedaleando por la ciudad, llegó a un parque sediento y le pidió un poco de agua a dos chicas jóvenes que estaban tumbadas en el césped. Casi como si de un espejismo se tratara, las dos golfillas a parte de darle agua al pobre hombre, también decidieron regalarle un trío caliente cargado de sexo oral sobre los jardines del parque y a plena luz del día.

Agregado el: 17-abril-2020 Visto: 36.647 veces

Zona de comentarios

Vídeos relacionado