No podía irse a casa sin disfrutar de tremendo pollón

Melody Parker estaba terminando su clase de ballet junto a su amiga y compañera, cuando de repente se fijó en el descomunal bulto que se le marcaba a uno de los profesores a través de sus mallas ajustadas. A pesar de que siempre ha sido una chica muy promiscua y ha tenido sexo con muchos chicos desde bien joven, jamás había visto cosa igual y no estaba dispuesta a irse a casa sin antes disfrutar de tremendo pollón. Sin la más mínima vergüenza se fue hasta donde estaba él, y casi sin pedirle permiso empezó a chuparle la polla como buenamente pudo, ya que no le cabía entera en la boca, aunque para ella lo mejor fue sentir su coño dilatado hasta el extremo cuando su profesor decidió metérsela vaginalmente.

Agregado: 10-febrero-2024Duración: 04:55 minutosVisto: 135.452 veces

Vídeos relacionados