Un negro gigante penetra a cuatro patas a una chica bajita

Él es un negro gigante de casi dos metros de altura y repleto de músculos por todo el cuerpo, y ella es una jovencita de poco más de metro y medio de altura pero muy atrevida, que no dudó en disfrutar aceptar, sin pensárselo, cuando le propusieron rodar esta escena de sexo interracial. Se puso cómoda a cuatro patas y respiró hondo cada vez que su amigo musculoso se la metía y le abría el coño al máximo.

Agregado el: 1-febrero-2018Visto: 228912 veces Duración: 07:11 minutos