Mi vecino vino a por sal y acabó follándome en la cocina

Esta ama de casa se encontraba en el rincón favorito de su hogar, que es la cocina, limpiando y preparando la comida para toda la familia, cuando de repente llamaron a la puerta. Era su joven vecino que venía a por un poco de sal, pero sin querer cuando la mujer se agachó delante del joven, le rozó el miembro viril y comprobó que la tenía muy grande, ahí fue cuando esta madurita se olvidó de su familia y se abalanzó sin pensárselo sobre su vecino, el cual no desaprovechó la oportunidad para subirle la falda, apoyarla contra la encimera y penetrarla por el coño con todas sus fuerzas.

Agregado el: 1-agosto-2019Visto: 149.080 veces

Zona de comentarios

Vídeos relacionados