A mi madrastra le gusta desayunar una buena polla

Por diferentes circunstancias que no vienen al caso, mi madrastra y yo tuvimos que compartir habitación de hotel y dormir una noche en la misma cama. En teoría no tendría porqué pasar nada, pero ella es un bellezón con un cuerpazo de escándalo a la que le gusta dormir en lencería, lo que provocó que a la mañana siguiente me levantara con una tremenda erección que no pude disimular. De hecho, ella, que tiene mucha experiencia con los hombres, lo notó al instante y no quiso perder la oportunidad de desayunar mi polla primero con una mamada y luego follando bien rico.

Agregado el: 21-octubre-2019 Visto: 71.840 veces

Zona de comentarios

Vídeos relacionado