Mi madrastra es capaz de todo con tal de que deje de jugar

Desde que terminé de estudiar mi vida se ha basado en jugar durante horas cada día al ordenador, y parece que la nueva mujer de mi padre está tan harta de verme cada día de mi vida pegado a la pantalla, que ha decidido poner cartas en el asunto y la verdad, es que estoy encantado con las medidas que ha tomado para que no esté tanto tiempo jugando. Ahora, cada día viene a mi cuando mi padre se va de casa, y después de comerme el pene para provocarme una erección y que deje de jugar, se pone a cuatro patas para que le pete el coño hasta correrme dentro de su boca.

Agregado el: 30-enero-2020 Visto: 78.082 veces

Zona de comentarios

Vídeos relacionado