Se la metí a mi tía sin parar hasta correrme en su boca

Hacía bastante tiempo que no hablaba ni veía a mi tía, así que aprovechando que pasaba cerca de su casa, fui a verla. Al entrar me quedé casi en estado de shock al ver las enormes tetas que se ha puesto, de echo casi no podía ni mirarla a la cara, y debe ser que ella lo notó porque se lanzó a por mi polla como si estuviese poseída y ya ninguno de los dos pudimos controlarnos, estuvimos un buen rato follando duro hasta que no aguanté más y me corrí en su boca.

Agregado el: 14-febrero-2017 Visto: 140.874 veces

Zona de comentarios

Vídeos relacionado