Su médico le puso una inyección en el culo en la consulta

Casey Calvert llevaba unas semanas con el ánimo por los suelos y necesitaba un revulsivo cuanto antes para afrontar el día a día, así que fue a su médico de confianza para hacerse un chequeo. Nada más verla supo que a la mujer lo que le faltaba era un buen revolcón anal, así que tras chuparle el culo para dilatárselo lo más que pudo, luego le metió una inyección anal sobre la camilla que sirvió para quitarle todas las penas a la mujer.

Agregado el: 27-octubre-2017Visto: 137.729 veces

Zona de comentarios

Vídeos relacionados