Madurita entra en un sexshop en busca de un gran pollón

Esta madurita viciosa llevaba unas semanas sin haber tenido oportunidad de tener sexo ni de llevarse al menos una polla a la boca, por lo que estaba tremendamente desesperada. Pero en vista de que todos sus amigos con derecho a roce estaban ocupados, la muy golfa se fue a un sexshop y nada más entrar por la puerta exigió una polla bien grande para ella sola. Le ofrecieron pasan un buen rato en un glory hole doble y la mujer ni se lo pensó, de hecho entró tan entusiasmada que hasta dejó que el desconocido eyaculara dentro de su coño a pesar de que ninguno de los dos llevaba protección.

Agregado el: 19-enero-2021Visto: 88.746 veces

Zona de comentarios

Vídeos relacionados