Llegó tan borracha a casa que no se enteró de nada

Hacía tanto tiempo que no salía de fiesta con sus amigas y amigos que había perdido hasta el aguante con el alcohol, de ahí que acabara tan borracha después de tomarse dos copas. Menos mal que un buen amigo se encargó de llevarla a casa y dejarla acostada sobre su cama, eso si, antes de irse y aprovechando que no se iba a enterar de nada, la desnudó con mucho cuidado y después de meterle los dedos para dilatarle el conejito, se la folló a su antojo y se corrió dentro.

Agregado el: 22-abril-2018 Visto: 111.105 veces

Zona de comentarios

Vídeos relacionado