Le regalé a mi pobre hermano su primera mamada

Mi hermano es el típico superdotado que se pasa todo el día encerrado en su habitación estudiando o viciándose a juegos en el ordenador. Su vida es tan monótona y aburrida que supuse que jamás había tenido contacto con una mujer, y como yo estaba desesperada por llevarme una polla a la boca, me metí en su habitación aprovechando que estábamos solos y le regalé su primera mamada. Tengo que reconocer que me sorprendió muchísimo la increíble polla que tiene y lo mucho que duró hasta finalmente correrse en mi cara.

Agregado el: 1-julio-2017 Visto: 103.602 veces

Zona de comentarios

Vídeos relacionado