Jovencita promiscua sorprendida por un pollón negro

Esta chica anónima con coletas estaba dando un paseo por la ciudad en la que vive cuando al pasar por delante de una terraza, un chico negro le lanzó una serie de piropos. Pero ella, lejos de ignorarlos parece que le alegraron el día, tanto fue así que sin cortarse un pelo se sentó en la terraza con él y empezaron a charlar de forma amistosa. Al final, entre una cosa y la otra, la joven acabó en la casa del hombre sintiéndose la mujer más afortunada del mundo al comprobar que su nuevo amigo tenía un pollón negro de dimensiones nunca antes visto por sus jóvenes ojos.

Agregado el: 27-abril-2020Visto: 29889 veces Duración: 15:07 minutos