Se le hizo la boca agua cuando vio la polla del recluso

Además de hacer porno y de hacerlo muy bien por cierto, la maciza Lisa Ann aprobó en su día las oposiciones y también trabaja como funcionaria de prisiones. Siempre ha sido muy profesional en su trabajo pero hace unos días le tocó vigilar a uno de los reclusos más peligrosos de la cárcel mientras se duchaba, y al ver el enorme rabo que el prisionero tiene entre las piernas, la boca se le hizo agua nada más imaginarse tener esa enorme polla dentro, por lo que al final, no pudo resistirse más y acabó follando de la manera más salvaje posible con el reclusa bajo el agua de la ducha.

Agregado el: 20-noviembre-2019 Visto: 72.165 veces

Zona de comentarios

Vídeos relacionado