Gracias a la zorra de mi abuela he perdido la virginidad

Mi abuela se había enterado de que a mis veinte años, seguía siendo virgen y de ahí que en una de mis visitas que suelo hacerle regularmente, me la haya encontrado tumbada sobre su cama, completamente desnuda y con varios pompones de regalo por todo el cuerpo como ofreciendose a tener sexo conmigo. Estaba harto de ser virgen y de ser la comidilla de mis amigos, así que ni me lo pensé, me quité la ropa y acto seguido empezó a hacerme una mamada, era la primera de mi vida, pero lo mejor fue cuando la penetré sin parar por el coño hasta correrme en su cara.

Agregado el: 4-enero-2019Visto: 220.543 veces

Zona de comentarios

Vídeos relacionados