Esta golfilla llegó a casa con mucha hambre de polla

Esta golfilla amateur estuvo toda la noche de fiesta junto con sus amigas, bailando en el centro de la pista de la discoteca y bebiendo de todo sin parar, pero por lo que se ve sin suerte en el ligoteo. De hecho, cuando llegó a casa tenía tanta hambre de polla que para saciarlo, no le quedó más remedio que colarse en la habitación de su compañero de piso y aprovechando que estaba durmiendo, bajarle el pantalón para hacerle una suave mamada hasta saciar sus ganas de polla y acabar con una corrida en la boca.

Agregado el: 5-septiembre-2020Visto: 68.897 veces

Zona de comentarios

Vídeos relacionados