Un gigantón le mete una gran follada a una chica muy bajita

Llevan meses coincidiendo todos los días en el gimnasio y lo único que habían intercambiado durante todo este tiempo han sido miradas de deseo sin llegar nunca a más. Pero hace unos días aprovechando que estaban solos en el gym, él se acercó a ella y tras mirarse a los ojos comenzaron a besarse mientras al mismo tiempo se iban quitaron la ropa rápidamente y se metían mano. Ella es una jovencita muy bajita, algo tímida y sin mucha experiencia sexual, de ahí que no pudiera parar de gemir a grito pelado cada vez que su compañero de gimnasio se la metía por el chochito.

Agregado el: 17-mayo-2019Visto: 101.068 veces

Zona de comentarios

Vídeos relacionados