Follo con mi compañero de piso para que no se enfade conmigo

Tengo la suerte o la desgracia, según como se mire, de compartir piso con un chaval que está obsesionado con la limpieza. Siempre tiene la casa como los chorros del oro, el problema es que como a mi me de por ensuciar algo o dejar algo en el salín sin recoger, se enfada conmigo. Pero como la gran mayoría de hombres, tiene un punto débil que es el sexo, basta con ponerme un poco cariñosa con él cuando está enfadado conmigo, comerle la polla intentando metérmela entera en la boca y follármelo hasta que se corra en mi coñito para que se le pase el enfado rapidísimo.

Agregado el: 3-octubre-2019 Visto: 67.079 veces

Zona de comentarios

Vídeos relacionado