Un flechazo inesperado la sorprendió con el chocho peludo

Después de pasarse toda la mañana en la universidad, Maya Kendrick salió con sus amigas a jugar una partida en el minigolf. Allí conoció a un chico que trabaja para Bang y con el que tuvo un flechazo inesperado desde un primer momento. De hecho, y a pesar de que la joven es muy tímida y algo inexperta, acabó en casa del joven follando como una cerda y teniendo el orgasmo más placentero de su vida que provocó que los ojos se le pusieran en blanco.

Agregado el: 31-octubre-2017 Visto: 85.961 veces

Zona de comentarios

Vídeos relacionado