Entró en un sexshop a alquilar una peli y acabó en un glorhole

La despampanante Brooklyn Chase iba a pasar todo el fin de semana sin salir de casa, por lo que acudió a su sexshop de confianza a alquilar alguna película erótica para pasar el finde entretenida. Cuando ya estaba a punto de irse a casa con la película que ella había seleccionado, le ofrecieron participar en un glory hole y como es normal en ella, Brooklyn Chase nunca desaprovecha la ocasión se llevarse un buen rabo a la boca y de disfrutar de una buena felación hasta acabar con la recompensa que más le gusta a ella, con toda la cara cubierta de lefa.

Agregado el: 24-marzo-2020Visto: 37398 veces Duración: 10:00 minutos