Joder, el encargado de la piscina tiene una polla descomunal

Le pedí ayuda al encargado de la piscina para que me pusiera aceite por el cuerpo, y el muy listo lo primero que hizo fue agarrarme los pechos y meterme mano en el coño. Al palpar el enorme bulto que marcaba su pantalón, me puse cachonda solo de pensar el tamaño de su polla, así que lo invité a pasar a mi casa y ya allí pude meterme en la boca su polla descomunal, hacerle una paja cubana y hasta tener sexo anal, a pesar de que acabé con el culo un poco dolorido.

Agregado el: 21-enero-2017 Visto: 116.699 veces

Zona de comentarios

Vídeos relacionado