Dos golfillas ninfómanas tienen un trío con un abuelo afortunado

Este abuelo afortunado se pasa todas las mañanas mirando obras como suele ser habitual en los señores mayores, lo que jamás se pudo imaginar fue lo que le ocurrió en esta ocasión, que de manera totalmente inesperada se le acercaron dos golfillas ninfómanas con hambre de sexo y le regalaron un trío en el que el viejo pudo comerle los coños a ambas, penetrarlas en diferentes posturas y finalmente ver como las dos cerdillas jugaban a pasarse su corrida de boca en boca.

Agregado el: 26-mayo-2018Visto: 95.255 veces

Zona de comentarios

Vídeos relacionados