Deja de jugar a la maquinita y fóllame el coño con fuerza

No tuve uno de mis mejores días en el trabajo y estaba deseando llegar a casa para desahogarme follando de manera salvaje con mi chico, pero cuando llegué me lo encontré jugando a la maquinita y pasando de mi olímpicamente. Yo lo tenía claro, necesitaba sexo duro y no estaba dispuesta a irme a la cama sin antes follar como es debido, así que solo tuve que abrirme de piernas delante de él, para que dejara de hacer lo que estaba haciendo y comenzara a comerme el coño hasta ponerme muy cachonda, luego me puse a cuatro patas y me folló el coño lo más fuerte que pudo provocándole varios orgasmos… justo lo que necesitaba.

Agregado el: 25-octubre-2020Visto: 42.078 veces

Zona de comentarios

Vídeos relacionados