De repente la dentista empezó a chuparle la polla

Nadie va contento ni relajado al dentista, normalmente acudimos cuando ya el dolor es insoportable, y eso es precisamente lo que le ocurría al protagonista de esta historia. No aguantaba más el dolor de muela y tuvo que ir al primer dentista que encontró para que se la extrajeran, pero parece que la dentista fue muy comprensivo con él y para que se pudiera relajar completamente, antes de iniciar la extracción de la muela, quiso relajarlo primero chupándole la polla, pero cuando vio el pollón de su paciente, quiso experimentar con él una follada anal que la llevó al más placentero de los orgasmos.

Agregado: 4-febrero-2024Duración: 10:43 minutosVisto: 76.635 veces

Vídeos relacionados