Se deja follar la boca a cambio de quedar en libertad

Como cada mañana la cubana Diamond Kitty se encontraba en su puesto de trabajo cuando de repente dos policías vestidos de paisano irrumpieron en la oficina para detenerla por hurto. La habían pillado hace unos días gracias a las cámaras de seguridad llevándose sin pagar unas prendas de ropa bastante caras. Lo primero que hizo uno de los policías fue interrogarla a solas en uno de los despachos de la oficina, y fue entonces cuando Diamond Kitty ofreció sus servicios sexuales para quedar en libertad, dejándose follar la boca de manera brutal por uno de los agentes.

Agregado el: 16-mayo-2019Visto: 93.340 veces

Zona de comentarios

Vídeos relacionados