Castigada por pasarse todo el día pegada a los videojuegos

Cuando llegó a casa y se encontró a su hija pegada a los videojuegos se puso de muy mal humor, la joven no hace otra cosa que no sea jugar y jugar durante horas. Harto de esa situación, decidió ponerle un castigo que le hiciera recapacitar, la llevó a su habitación y le puso delante de la cara su enorme miembro. Ella al verlo se sorprendió porque era la primera vez que veía una polla tan grande, pero eso no fue un inconveniente para que disfrutara metiéndosela en la boca y cabalgando sobre ella con su coño rasurado chorreado fluidos de placer.

Agregado el: 18-noviembre-2018Visto: 178.021 veces

Zona de comentarios

Vídeos relacionados