La camarera cubana se lo monta con su último cliente

La camarera cubana ya estaba recogiendo los vasos que quedaban repartidos por su bar para cerrar el negocios cuando de repente entró a última hora un cliente. Ella ya estaba cansada de servir copas, así que para que el cliente no se fuera descontento con el servicio, le regaló una mamada y una follada a cuatro patas sobre uno de los sofás del local que seguro sirvió para que el hombre saliera de allí muy contento.

Agregado el: 11-noviembre-2016Visto: 93.200 veces

Zona de comentarios

Vídeos relacionados