Cállate abuelo y dame placer que necesito un orgasmo

Desde que hace unos años probé el sexo con un compañero de la universidad, tengo que reconocer que me he vuelto ninfómana. Ahora necesito como mínimo de un orgasmo al día para no estar subiéndome por las paredes. Por eso hace unos días, estaba tan desesperada por correrme y tener un orgasmo, que aprovechando que no estaban mis padres y, como tampoco tenía a ningún follamigo cerca con el que follar, recurrí a mi abuelo para tener sexo. Hicimos un 69 para ponérsela dura y cuando lo conseguí me subí sobre su polla a cabalgar hasta recibir su semen en mi boca.

Agregado el: 29-enero-2019 Visto: 196.687 veces

Zona de comentarios

Vídeos relacionado