Aún estoy sorprendida por lo bien que folla mi abuelito

Aún ha día de hoy me pongo muy cachonda cuando recuerdo esta escena, pero es que jamás en mi vida se me pasaría por la cabeza pensar que mi abuelo es un auténtico semental. El caso es que me estaba quedando unos días en su casa para intentar buscar trabajo en la ciudad en la que él vive, y una tarde que baje a su salón con un tanga diminuto, mi abuelo comenzó a mirarme con ojos de deseo hasta que finalmente decidió meterme mano, fue ahí cuando empezó un encuentro sexual en el que él se esforzó al máximo por regalarme un momento sexual incestuoso muy excitante.

Agregado el: 12-enero-2021Visto: 114.431 veces

Zona de comentarios

Vídeos relacionados