Arreglan los problemas vecinales con un doloroso anal

Desde que son vecinos siempre han tenido los típicos problemas vecinales. Ella es un torbellino de mujer y hace muchísimo escándalo, algo que molesta terriblemente a su vecino, un hombre tranquilo que vive solo y al que le gusta el silencia. Aunque han intentado solucionar los problemillas que tienen entre ellos, siempre que hablan acaban peor, por lo que él decidió tomar cartas en el asunto, invitó a su vecina a tomar un café en su casa y lo que le tenía preparado era una sesión de sado en la que la ató para inmovilizarla y le causó mucho dolor con una follada anal super bestia.

Agregado el: 13-febrero-2020Visto: 93.396 veces

Zona de comentarios

Vídeos relacionados